Medidas de protección

La única medida de protección totalmente eficaz es la no exposición a las fuentes de radiación y el alejamiento de las mismas. No obstante, esto se antoja realmente complicado en la sociedad en la que vivimos actualmente.

Dependiendo del tipo de radiación, tendremos distintas medidas de protección.

MEDIDAS DE PROTECCIÓN CONTRA LA RADIACIÓN IONIZANTE

En relación a la radiación ionizante, hay una amplia legislación que recoge las medidas de protección de la misma y se puede decir que, en general, la ciudadanía está bien protegida. En el apartado Normativa sobre radiación ionizante se pueden consultar las medidas establecidas en España para ello.

MEDIDAS DE PROTECCIÓN CONTRA LA RADIACIÓN NO IONIZANTE

Respecto de la radiación no-ionizante, las medidas públicas para proteger la salud son muy escasas. Ante esta situación hay que:

  1. Contribuir a que las Administraciones Públicas tomen conciencia del peligro que suponen estas radiaciones y que se cambie la legislación fijando unos límites legales de exposición más restrictivos.
  2. Procurar, mientras tanto, que la cantidad de radiación que recibamos sea menor. Para ello, hay que prestar especial atención a los distintos lugares en los que pasamos la mayor parte del tiempo, especialmente en la vivienda.

Hay una serie de medidas sencillas que podemos tomar para atenuar la intensidad de radiación que recibimos dentro de nuestra casa. Entre ellas podemos destacar las siguientes, aunque no son las únicas:

1. INTERNET. La conexión a internet debiera de ser con módem o router por cable, desconectando el Wi-Fi. Si se quiere seguir usando uno con Wi-Fi, desconectarlo cuando no se use y, especialmente, por la noche.

no wifi

2. TELÉFONOS INALÁMBRICOS. Si hay teléfonos inalámbricos (DECT), deberían cambiarse por los teléfonos tradicionales que se enchufan con cable a la roseta de la pared. Si se quiere mantener el teléfono inalámbrico, se venden a precios tan asequibles como cualquier otro, los teléfonos inalámbricos denominados Eco, que tienen la característica que ni la base ni el teléfono emiten ninguna radiación cuando están en reposo y sólo lo hacen cuando llamamos o nos llaman. (Normalmente no sólo basta con comprarlos sino que en el Menú del teléfono habrá que activar esta característica).

No a los teléfonos inlámbricos

 

3. CONSOLAS DE VIDEOJUEGOS. Las consolas de última generación que tanto hacen disfrutar a algunos disponen de mandos sin cables gracias a los campos electromagnéticos que emiten los mandos y la consola para comunicarse. Sería conveniente usar aquellas que permitan mandos con cables.

noconsolas

Si ya disponemos de ella en casa, hay que tenerla apagada cuando no se use (no vale que esté en stand-by).

4. VIGILABEBÉS. Si ha sido afortunado teniendo un niño recientemente, no usar los vigila-bebés, pues funcionan con radiofrecuencias y los niños son los más sensibles.

novigilabebes

5. TELÉFONO MÓVIL. De forma general, y no sólo para el domicilio, reducir el uso del teléfono móvil y, cuando se use, hacerlo en zonas con buena cobertura pues el teléfono multiplica su potencia de radiación en zonas con mala cobertura. Usar todo lo posible los cables manos-libres que se enchufan al teléfono y vienen junto con el teléfono cuando éste se adquiere. No tener el Bluetooth ni el Wi-Fi del móvil conectado si no se está utlizando.

6. TELEVISIÓN. Cambiar las TV y monitores de ordenador de tubo por los planos más modernos, pues sus campos eléctricos y magnéticos son mucho menores.

7. ELECTRODOMÉSTICOS. Evitar tener los electrodomésticos en la pared contigua al dormitorio o al sofá del salón, pues en ellos pasamos muchas horas y estos aparatos suelen generar campos magnéticos y campos eléctricos elevados.

8. INSTALACIÓN ELÉCTRICA. La instalación eléctrica debe estar bien realizada, comprobando que las tomas de tierra están correctamente instaladas.

9. DORMITORIO. En cuanto al dormitorio, hay que evitar tener cualquier dispositivo eléctrico en las mesillas, tanto relojes-despertadores como lámparas, debido a la cercanía de nuestra cabeza a continuos campos electricos y campos magnéticos durante muchas horas.

10. GPS, SISTEMAS DE NAVEGACIÓN Y LOCALIZACIÓN. Los primeros modelos de GPS que salieron al mercado tan sólo eran capaces de recibir la señal de los satélites y no suponían una fuente de contaminación electomagnética. La mayoría de los nuevos modelos vienen preparados para conectarse a internet y actualizar así sus bases de datos y mapas; estas conexión a internet suelen ser vía wi-fi o bluetooth. Hay que buscar en el mercado dispositivos que sólo se puedan actualizar con cable conectado al ordenador. Asimismo, cada vez son más las flotas de empresas y coches particulares que deciden incorporar sistemas que permiten localizar sus vehículos en todo momento. Hay que saber que esto se consigue mediante pequeñas antenas instaladas en los vehículos que no dejan de emitir radiación.

No al GPS con internet

Pequeñas y sencillas medidas como éstas son suficientes en muchas ocasiones para mejorar la situación de nuestro domicilio.

 

¿QUÉ SE PUEDE HACER CUANDO LA RADIACIÓN VIENE DEL EXTERIOR?

Lo más recomendable en estos casos es hablar con los vecinos, exponerles la problemática pero cuando eso no funciona cabe la opción de proteger o apantallar la vivienda. Esto consiste en localizar el origen de la emisión del campo electromagnético y, con determinados materiales basados en el efecto de la jaula de Faraday1 como mallas metálicas que suelen ser baratas u otros materiales más caros (pinturas, cortinas especiales, etc.), tapar la pared, el techo y/o el suelo a través de los cuales llegan los campos electromagnéticos.

A continuación, se indican los fabricantes más importantes de estos materiales. Encontrarás en internet muchos distribuidores de estas marcas, con precios variables.

AaroniaGigahertzYshieldSwiss Shield

La instalación de estos últimos materiales no está justificado en todos los casos, con lo que a menudo no es necesario realizar un desembolso económico.

 

La labor de concienciación de nuestros familiares y conocidos para que apliquen las medidas anteriores, también es importante.

En cualquiera de los casos, si necesitas ayuda, si quieres conocer el estado de tu vivienda u otro lugar en base a mediciones realizadas de forma independiente y profesional, o simplemente quieres ampliar la información, no dudes en consultarnos.

¿CUÁL ES EL PRIMER PASO?

Para saber si un dispositivo que pueda tener el vecino o una antena cercana (oculta o visible) son los responsables de la radiación recibida, si esa radiación proviene de nuestra propia vivienda o trabajo, o en qué circunstancias está recomendado el apantallamiento, lo primero que hay que realizar es una medición de las distintas intensidades de los distintos campos electromagnéticos que se reciben en la vivienda y cual es su origen. Un apantallamiento incorrecto puede hacer que en lugar de impedir que las ondas electromagnéticas entren en nuestra casa o trabajo, se permita la entrada y se impida la salida, concentrándose éstas dentro de nuestra vivienda.

En el caso de tener que realizar un apantallamiento, a menudo con hacerlo en un pared o en una porción del techo o suelo es suficiente. En contadas y muy escasas ocasiones es necesario aplicar estos productos a toda una vivienda o zona de trabajo, lo que le supondría una inversión económica considerable.

1 El efecto jaula de Faraday provoca que el campo electromagnético en el interior de un conductor en equilibrio sea nulo, anulando el efecto de los campos externos. Esto se debe a que, cuando el conductor está sujeto a un campo electromagnético externo, se polariza quedando cargado positivamente en la dirección en que va el campo electromagnético y cargado negativamente en el sentido contrario. Cuando esto se hace, por ejemplo, en una caja metálica, los electrones que en un metal son libres, se mueven en sentido contrario al campo eléctrico y, aunque la carga total del conductor es cero, uno de los lados de la caja (en el que se acumulan los electrones) se queda con un exceso de carga negativa, mientras que el otro lado se queda sin electrones (carga positiva). Este efecto se manifiesta en numerosas situaciones cotidianas, por ejemplo, el mal funcionamiento de los teléfonos móviles en el interior de los ascensores. Este efecto también es utilizado tristemente por algunos delincuentes en los comercios: conocidos son los hurtos a través de bolsos forrados con papel de aluminio; esto es debido a que cuando se rodea un dispositivo RFID con aluminio las señales entrantes y salientes quedan muy atenuadas, hasta el punto de que no pueden ser utilizadas. En cambio, las etiquetas de 125 kHz, 134 kHz y 13.56 MHz están unidas por un campo magnético en lugar de un campo eléctrico, denominado acoplamiento inductivo. Como la jaula de Faraday blinda solamente la componente eléctrica del campo electromagnético, el blindaje de papel de aluminio es ineficaz.